En nombre de nuestro Señor Jesucristo. Yo Sancho, por la gracia de Dios Rey de los pamploneses, hago esta carta para todos mis pobladores de San Cristobal de Labraza, tanto presentes como futuros, de manera que decretamos daros buenos fueros y buenas costumbres... /
/...Quien esta carta y estos fueros y estas costumbres quisiera romper o quebrantar sea maldito separado de Dios Padre e Hijo y Espíritu Santo y de Santa María, madre de nuestro Señor Jesucristo y sea en la maldición de los ángeles, arcángeles, patriarcas, profetas, apóstoles, evangelistas, mártires, confesores y de las vírgenes y de todos los elegidos de Dios y sea condenado con Judas el traidor en el infierno inferior y perezcan como perecieron Sodoma y Gomorra, sean sus días contados, su mujer viuda y sus hijos huérfanos, sean borrados del libro de los vivos y no se haga más mención de él, amén. Y además de esta maldición pague al señor Rey 10000 maravedis. ( fuero de Labraza 1196)